Carta abierta desde Huánuco, Perú (se piden adhesiones)

 
Colegas de Huánuco vienen realizando una campaña de solidaridad en favor de una joven que por haber denunciado el acoso sexual del que fuera objeto por parte de un funcionario de una institución de derechos humanos en esa región, enfrenta hoy una campaña de descrédito que constituye una afrenta más contra quien no ha hecho más que defender su dignidad.

Les comparto una carta abierta que proponen sea firmada por otras mujeres, si desean suscribirla y/o creen poder conseguir la adhesión de otras mujeres en vuestras oficinas o regiones, por favor comunicarse con nuestra amiga Loida Carriel

 lcarriel@pazyesperanza.org

quien es una de las que viene impulsando la solidaridad con la joven agredida.

***

CARTA ABIERTA
A LA OPINION PÚBLICA Y CIUDADANÍA EN GENERAL

ASUNTO: ¿HASTA CUANDO LAS MUJERES HUANUQUEÑAS Y PERUANAS SEREMOS AGREDIDAS, VULNERADAS, VIOLENTADAS SEXUALMENTE Y CALUMNIADAS, ANTE EL ESCALOFRIANTE SILENCIO SOCIAL?

Somos mujeres que nos respetamos. Mujeres que luchamos día a día por una sociedad mejor, donde nuestros hijos, esposos y familia tengan orgullo de nosotras por los diferentes roles que cumplimos. Es por ello que nos indigna y ofende escuchar cómo alguien que está denunciado por tentativa de violación sexual puede llenar su boca y denigrar el honor de una mujer por el hecho de querer JUSTICIA. Nos sorprende y repugna saber que esa vida también salió del vientre de una mujer.

Es por ello que hacemos expresar nuestra voz y solidaridad con M.D.T. a quien a pesar de no conocerla personalmente, admiramos su valentía de salir públicamente y denunciar a Jhon Nalvarte Loya, Presidente de AJUPRODH, organismo de derechos humanos como el responsable de la tentativa de violación sexual cuando ella todavía era trabajadora de esa institución. Ante ello, decimos:

Huánuco es el tercer departamento con mayor índices de violencia contra la mujer de acuerdo a las estadísticas del Centro Emergencia Mujer a nivel nacional. Esta problemática no visualizada en esta región, ha ocasionado que muchas denuncias de violencia familiar y de violación sexual no sean atendidas oportunamente y que las denunciantes desistan de sus deseos de conseguir JUSTICIA.

Es lamentable y típico que los agresores denunciados quieran culpabilizar a la víctima para que su delito quede impune. Es vergonzoso ver cómo se pretende denigrar la dignidad de una mujer, poniéndola como "amante, insinuadora, seductora, prostituta" y finalmente "culpable de los hechos". Asimismo, llamamos a todos los medios de comunicación para que no se dejen sorprender ni se presten para que la víctima, además de haber sido agredida, vulnerada y avergonzada, sea también calumniada por el agresor.

No, señor Jhon Nalvarte. Su actitud no es de un hombre, como los que merece Huánuco, ni los que hay en Huánuco. Basta ya de tanto hablar de M.D.T. como la que lo sedujo, insinuó o intentó agredirlo sexualmente a usted. Compórtese como hombre Señor Nalvarte, sea responsable de sus actos. Los moretones que tenía M.D.T. en sus brazos y que han sido corroborados por personas honorables no son de alguien que se insinúa sino de alguien agredida.

No estamos saliendo a hacer una defensa cerrada de una mujer, pues si sólo fuese esta denuncia usted podría impresionarnos y decir que lo calumnian. Pero… es la tercera vez, por lo menos, de lo que se tiene denuncias. ¡La tercera vez! Y su organización no actuó oportunamente. No se ha preguntado si esos fueron los motivos por los que su instancia nacional saca a AJUPRODH de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. ¿Por qué culpabilizar a otros de su propio actuar?

Las anteriores chicas trabajadoras de su institución ¿también se le insinuaron? ¿También lo sedujeron? ¿También pretendían ser sus "amantes"? ¡Por favor señor Nalvarte! Finalmente, usted también podría tener algún día hijas y no le gustaría que pasaran por la misma situación.

Nuestra solidaridad con todas aquellas mujeres, llamesen M.D.T. u otras iniciales, que han hecho posible que estos hechos salgan a la luz y que no queden en la impunidad. Nuestro rechazo a aquellos que están en cargos de poder y que piensan que por ello las mujeres estamos para tratar de complacer sus deseos delictivos sexuales. Nuestro respeto por aquellos hombres honorables que hacen quedar bien en alto su género por la responsabilidad, respeto y amor que dan a la mujer y a su familia con el fin de que nuestra región prospere y desarrolle.

Nuestra solidaridad con la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y con organizaciones de mujeres que con este ejemplo pretenden restituir nuestra dignidad.

Huánuco, 13 de Julio de 2006

Nidia Alegría Herrera - Representante del Colegio de Abogados ante el Consejo Regional de la Mujer
Jessica Beraún Vara - Pastora de la Iglesia Asambleas de Dios del Perú - Vicepresidenta de la Fraternidad de Damas
Loida Carriel Espinoza - Representante de las Congregaciones Religiosas ante el Consejo Regional de la Mujer
Rosalía Storck Salazar - Presidenta del CODHAH
María Vilca Figueredo - Directiva del Instituto Regional para la Paz
Lud Godoy - Administradora Casa del Buen Trato
Rosi Claudio Tolentino - Especialista en Derechos de la Mujer
Margarita Gonzales - Ex-víctima de violencia familiar
Delia Andrade - Presidenta de la Organización de Mujeres Afectadas por la Violencia Política
Doris Godoy - Responsable de Rehabilitación Integral Paz y Esperanza
Anatolia Canteño - Directora del Centro Misionero de Transformación Integral
Rosa Marlene Chagua - Abogada
Inés Rivas - Psicóloga
Tarcila Tarazona - Socióloga
Roció Ruiz - Contadora
Carmen Zavalaga - Docente Universitaria
Jacquie Vásquez - Psicóloga

e-mail:: ave-critica-owner@yahoogroups.com homepage:: http://groups.yahoo.com/group/ave-critica/

add a comment on this article