¿SOPLAN VIENTOS DE GUERRA EN AMÉRICA LATINA?

 
El País que más ha cometido crímenes de lesa humanidad, Estados Unidos de América, sede principal de la ONU, en cabeza del Chafarote y Ex proxeneta , Donald Trump, es, el que exige ante los pueblos del mundo, que la única forma de restaurar la democracia en Venezuela es una intervención militar.



Antes de empezar a escribir este artículo me voy a soslayar con estos lindos versos del Poema “La Guerra”, de la Poetiza Antonia Álvarez:

“La guerra tiene labios azulados,
ojos de soledad, carne de frío,
campos de noche eterna, gesto airado,
inviernos sin otoño y sin estío,
la guerra...
tiene niños asombrados,
manitas de miseria y extravío,
cierzos que cortan vidas y sembrados,
grises atardeceres, sol sombrío”.

Una vez más, en la 73 cumbre de las Naciones Unidas, salieron las voces altisonantes de algunos gobernantes a pedir intervención militar en Venezuela, disque para restaurar la “democracia” en la República Bolivariana.

El País que más ha cometido crímenes de lesa humanidad, Estados Unidos de América, sede principal de la ONU, en cabeza del Chafarote y Ex proxeneta , Donald Trump, es, el que exige ante los pueblos del mundo, que la única forma de restaurar la democracia en Venezuela es una intervención militar. Eso tiene una Explicación: Venezuela es el País con mayores reservas de petróleo en el Mundo, dos se erige como el País con mayores Reservas de Oro, tres está a punto de ser la tercera nación con mayor producción de gas. Es obvio que los únicos intereses de la gran Potencia Norte Americana es querer llevarnos a una guerra de gran magnitud en nuestro continente para adueñarse de estos recursos naturales en mención; Y que Colombia sea el pivote de una guerra de primera generación.

Pregunta ¿un país como Estados Unidos que tiene la democracia más caduca del continente tiene la autoridad moral de exigir a cualquier Nación como cimentar su orden político constitucional? También recordar que la nación del Tío Sam, ha sido protagonista de derrocamientos de gobiernos en América Latina, imponiendo dictaduras en la décadas de los sesentas, setentas, en los Países de cono sur, solo para citar algunos casos de la hipocresía demócrata del Imperio Norte Americano.

El señor Donald Trump y los gobiernos lacayos de Colombia, que históricamente han sido sumisos a la bota militar Norte Americana, quieren erigiesen como la reserva moral de la política en el continente, que hace más de doscientos años se había desmembrado de la corona española. Recordar que el principio de la carta, de las mismas Naciones Unidas fomenta « entre las naciones debe primar las relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos».

Los pactos internacionales de derechos humanos consagran en los mismos términos el derecho de los pueblos a la autodeterminación.

1. Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación. En virtud de este derecho establecen libremente su condición política y proveen a sí mismos su desarrollo económico, social y cultural.

2. Para el logro de sus fines, todos los pueblos pueden disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales […]. En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia.

Así pues, el derecho internacional reconoce el derecho a la autodeterminación con una vertiente política y otra económica. Entiende, eso sí, que la económica es prioritaria, es decir, que la soberanía de los recursos naturales es prioritaria para que pueda existir este derecho.

La independencia política no puede separarse de la soberanía económica. Sin la soberanía económica, la independencia política quedaría en un plano teórico.

Es decir, el pueblo o los pueblos que habiten un territorio tienen el derecho a la soberanía sobre él, independientemente de las diferencias culturales que puedan existir en la población.

Para entender un poco el contexto Geo Político de la nueva era intervencionista Norte Americana, debemos remitirnos al contexto histórico de lo que ha sido Estados Unidos, en su política imperialista en nuestro Continente:

Cit1 Desde la declaración de independencia de los Estados Unidos de América en 1776 y el final de la Guerra de Independencia en 1783, el joven país asumió su vocación de evolucionar hasta convertirse en una potencia regional. La Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas permitieron a la nueva nación americana disponer de un margen de tiempo para organizarse internamente y plantear su proyección internacional desde una posición más estable. En 1812, aprovechando las circunstancias que mantenían a Reino Unido ocupado en Europa, Estados Unidos lanzó una ofensiva a los territorios británicos en Canadá, con el objetivo de anexionar esa región limítrofe. La derrota estadounidense en dicha contienda y los acontecimientos que ocurrirían en esos momentos en Iberoamericana orientaron la política transfronteriza hacia el sur.cit:1

Cit:2 La mera posibilidad de que las naciones absolutistas intervinieses en el Nuevo continente alarmó de sobremanera a Estados Unidos, que temían un escenario regional rodeados de enemigos comerciales e ideológicos y que podría acabar con territorios del Caribe y Sudamérica en manos de potencias mucho más fuertes que los decadentes Imperios Ibéricos. La idea a seguir era por tanto clara: Los Estados Unidos se opondrían decididamente a la ampliación de la influencia política y comercial de las naciones de Europa en las colonias de América, a la vez que rechazarían todo posible intercambio de territorio entre estados como consecuencia de asuntos internos entre las casas reales europeas.Cit:2

Después de Escuchar al Señor Presidente de los Estados Unidos de América y analizando su discurso en la 73 Cumbre de Las Naciones, queda claro que la doctrina Monrroe está más vigente que nunca.

Cit3 La Doctrina Monroe es el nombre por el que se conoce a la política exterior adoptada por los Estados Unidos respecto a los países Latinoamericanos. Conocida principalmente por la frase de “América para los americanos”, marcaría el desarrollo de las relaciones internacionales en dicha región desde que fuese formulada en 1823 hasta nuestros días.
Para entender mejor lo sucedido en la reciente Cumbre de las Naciones Unidad es importante conocer los motivos que condujeron al inicio de dicha política para valorar su encaje de la próxima intervención estadounidense en Venezuela Cit: 3.

Por eso respaldar cualquier idea intervencionista en Venezuela es volver a encrespar la idea de una tercera Guerra Mundial, donde no solo Estados Unidos Tiene Intereses económicos, también el Gigante la China y Rusia, que ven América Latina como playa expansionista de su poderío militar político, y Económico.

Un fanático predicador al servicio de los intereses religioso de almas incautas dijo lo Siguiente “Sí el Águila, el Oso, y Dragón, se llegan a enfrentar seria la destrucción total del Planeta Tierra• Ojal dicha Profecía no se convierta en una mera coincidencia.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cit:1.2.3/The Social Science Post /Fuente: El Topo Periódico Alternativo de Sevilla- Cita Principio Carta Naciones Unidas

add a comment on this article